Crítica: Neds

Glasgow, 1973. Estudiante e hijo modélico, John McGill (un desconocido Connor McCarron) se transforma de niño ejemplar a violento gamberro. De la mano de Peter Mullan, que lo mismo es actor que realizador; como se puede ver en sus trabajos anteriores e incluso en esta propia película donde hace el papel del padre borracho de John. De la mano de Mullan, repito; nos adentramos en esta obra de debate ético y filosófico. A mi entender se quiere mostrar como las circunstancias que rodean al chico, ya sea por su situación familiar de desamparo, pobreza e incluso miseria moral como su vida escolar o la terrible sociedad que le envuelve, le arrastran a un mundo de violencia y misterio cosmopolita. Se pone toda la carne en el asador para pincelar un retrato que no pretende ser un discurso de buenos modales sino una mera sucesión de causas, casualidades y caminos sin retorno que llevan a John a dejar de ser el niño perfecto para terminar dando más miedo que sus propios amigos. Gracias a la sombra y la reputación de su hermano mayor, John puede hacerse un nombre entre los matones sin que estos le toquen un pelo. Aun así la incomprensión en que se encuentra le lleva a una soledad interior, emocional pero sobretodo intelectual, tan grande que termina encontrándose ante un muro que cierra una calle y, metafóricamente; una vida.

Ante estas dos horas de absoluta verborrea de delinquismo se dibuja una imagen narrativa de como un comportamiento es alterado a manos de unas consecuencias fortuitas. Connor está absolutamente magnífico, añadiendo frescura, la frescura de lo inédito a su personaje y ayudando así que el filme no se convierta en una pesadilla cuando en la media hora final se da un cambio algo sugerente de un encontronazo con la religión. El porque de este giro dramático habría que preguntárselo a Mullan, que en su afán camaleónico le da una vuelta de tuerca total al ritmo de la película.

A diferencia de ‘Sweet Sixteen’ de Ken Loach o ‘This is England’ de Meadows, y más en la línea de ‘Las hermanas de Magdalena nos encontraremos ante un visionado crudo y puro en el estilo más cinematográfico posible; a nivel tanto de  historia (lineal de principio a fin) como de guión.

[85/100]


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: