[Sitges 2011] Juan de los muertos

[Entrada escrita y publicada para Nido de cuervos]

Y cuando creíamos que lo habíamos visto todo en el género zombi, llega Juan de los Muertos y te descubre que hay esperanza más allá de Hollywood. Película de Antonio Brugues, zombis a la cubana. Y no hablo del plato de arroz.

Genial, divertida, gamberra. Es un gozo de principio a fin. Es para pasarlo bien todo el tiempo. Es atrevida y tiene una historia sencilla pero fulminante. Juan, un cubano de 40 años que ha pasado toda su vida sin hacer prácticamente nada ve como a su alrededor empiezan a ocurrir unos hechos extraños. La gente se siente violenta y se atacan unos a otros. Al principio y según fuentes oficiales por televisión se trata de disidentes pagados por el gobierno de Estados Unidos que pretende destruir la Revolución; pero poco a poco, y de la mano de su amigo Lázaro, que es otro pájaro de cuidado; se dan cuenta de que los vecinos no son quienes eran. Se han transformado en algo, y no son vampiros u hombres lobo. Hay que destrozarles la cabeza para acabar con ellos. Algo está claro… disidentes no son. Como cualquier buen cubano, se pone rápido manos a la obra. Acompañado del hijo de Lázaro, Vladi; y de su propia hija que tiene bastantes recelos contra su padre, Camila; abren un pequeño negocio donde se encargar de matar a los zombis y limpiar los cuerpos por un módico precio. Juan de los muertos, matamos a sus seres queridos. ¿En qué puedo ayudarle? Es su eslogan. Atrapa. Y hacen su agosto.

Excepcional interpretación de todos los actores, en especial el dúo de maduritos. Juan (Alexis Diaz de Villegas) y Lázaro (Jorge Molina). Son hilarantes, son brillantes. Se desmarcan de todo lo previamente visto. No hay momento en que no te estés riendo a rabiar con ellos. Porque es una película costumbrista cubana total. Porque es divertida y porque tiene sangre a borbotones. Al grito de disidentes y armados con todo lo que encuentran, demuestran unas dotes de artes marciales totalmente surrealistas. Pero no nos importa, porque es un film impresionante. De principio a fin.

Con una gran banda sonora y una fotografía excepcional, esta película se adereza con un guión inverosímil y cuasi perfecto. No hay muchas pegas que añadir, es un visionado prácticamente obligatorio.

Lo mejor: Juan, sin lugar a dudas.

Lo peor: nada que añadir!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: