La Quiniela de los Oscars según Rebecca (III)

Está claro que nunca llueve a gusto de todos y en el tema de los oscars pues más. Entre lo que debería ganar y lo que terminará llevándose los honores habrá discusión; y si luego añadimos este cambio de 10 películas nominadas, pues más todavía. Esta modificación es absurda, ¿qué importa que haya más películas nominadas si luego sólo gana una? Aún así, tal y como manda la tradición; esto traerá cola.

Mejor película
Entre la nueva infinita lista de películas que optan al premio se llevará el premio El discurso del rey. A mí no me ha gustado especialmente y creo que no es muy rigurosa en cuanto a historia, aún así; todo el mundo parece estar encantado con ella. Y además, es el recurso fácil de los ingleses.

Mejor película extranjera
Incendies y Canino son dos grandes apuestas pero personalmente creo que Biutiful está siendo mucho más halagada por los medios e Iñárritu se lo merece aunque no por esta, precisamente; pero Biutiful es mi apuesta.

Mejor película de animación
Toy Story 3 se llevará la estatuilla, esto es harto conocido. Ojalá, ojalá me equivocara y se lo llevara L’illusioniste, pero no. Toy Story 3.

Mejor dirección
Me debato entre Darren Aronofsky y David Fincher otra vez. Todo el mundo habla de la maravillosa labor de Darren en Cisne Negro pero David Fincher es David Fincher… con lo que podríamos decir que David Fincher será mi última decisión.

Mejor actriz
Pues claramente y a falta de premiar en las otras categorías a la película esperada, Natalie Portman por Cisne Negro. Es su momento y que no se lo quiten.

Mejor actor
Colin Firth por El discurso del rey. Porque en realidad a nadie le importa que en Inglaterra manipulen un poco la historia para hacer ver que el Bertie no sea seguidor de Hitler o nimiedades varias, total, sólo hablamos de una guerra mundial. Como hace de tartamudo, lo ha petado. Así que se lo llevará seguro. De verdad de deporte. Pues hala, ahí se atraganten con su monarquía maravillosa.

Mejor actriz de reparto
Pues Melissa Leo en The Fighter, que está sublime. Y porque The Fighter es un peliculón y se tiene que llevar algo para mi gusto. Si o si.

Mejor actor de reparto
Christian Bale por The Fighter. A mí no me gusta mucho Chris, pero en el ámbito profesional; joder, lo borda siempre. Y tiene esa maravillosa suerte de disponer de papeles que le ensalzan en vez de hacerle parecer un títere. Lucky him. Si a esto añadimos que en The Fighter hace un papelón de aúpa, pues hombre; que le den lo que se merece; que es un visionado espeluznante y hay que aprovechar tanto talento junto.

Mejor guión directamente adaptado a pantalla
Está complicado… no me voy a decantar por Origen, aunque quizá se lo lleve. Ya que estando un poco olvidada en el resto de categorías, a lo mejor esta es la oportunidad que le brinda la academia para homenajear su majestuosidad como obra. Si, hablo bien de Origen; pero se lo doy a The Fighter, porque cada línea es un drama en sí mismo.

Mejor guión basado en material previamente producido
Winter’s bone, winter’s bone, winter’s bone. Y no voy a decir nada más. Es una gran película, tiene actores que están formidables y un guión excepcional. ¿Qué más quieren? ¡Winter’s bone!

Mejor música – partitura original
No tengo ni idea; así que La red social. Ya que todo el mundo está tan emocionado con esta película.

Mejor música – canción original
‘We Belong Together’, de Toy Story 3 (Randy Newman). Yo no la he visto pero es favorita en todas partes.

Mejor fotografía
Matthew Libatique por Cisne Negro. Hombre, tiene una fotografía preciosa. Es maravillosa. Es poesía. ¿Cabe la duda?

Mejor dirección artística
Robert Stromberg y Karen O’Hara por Alicia. Hombre, que es un mundo de fantasía total y la película me gustó mucho. Aquí no voy a poner lo que creo que pasará sino lo que yo quiero!

Mejor diseño de vestuario
Me gustaría que se lo llevara Antonella Cannarozzi por Io sono l’amore, pero no soy objetiva… todos saben lo que siento por ciertas personas que participan en esta película. Aún así la tradición manda, con lo que El discurso del rey (Jenny Beavan); que los trajes de época es lo único que manda en esta categoría. Si el milagro ocurriese, Alicia(Colleen Atwood).

Mejor maquillaje
Mientras no se lo den a El hombre lobo, que es mala de pelotas, ya estoy contenta. Supongo que Camino a la libertad, con lo que Edouard F. Henriques, Gregory Funk y Yolanda Toussieng.

Mejor mezcla de sonido
Richard King por Origen. Realmente creo que se llevará todos los premios del apartado técnico.

Mejores efectos especiales
Origen, porque tiene unos paisajes que son una locura total. Si la divides en pequeñas partes sigue teniendo un encanto especial.

Mejor montaje de sonido
Lora Hirschberg, Gary A. Rizzo y Ed Novick por Origen. Como ya he dicho, todas las categorías técnicas para Nolan.

Mejor largometraje documental
“Exit through the gift shop” de Banksy and Jaimie D’Cruz. Está claro que otorgar la estatuilla a este documental produce una polémica que a la gala le viene bien, se crea misterio e intriga porque es lo que la figura de Banksy ofrece. Me decanto 100% por esta posibilidad.

Anuncios

Lo mejor de mi 2010 – Rebecca

Pues a eso vamos. Voy a dejar la lista de mis 5 películas del 2010.

I saw the devil

Pues si, porque esta película supone una lucha constante contra tus propias emociones. Agresividad y drama a partes iguales. Una labor impecable de los dos actores principales y el director. Una cinta realmente maravillosa.

Inception

Todos sabemos que esta es la película por excelencia del 2010. Es compleja y transporta a otro nivel de conciencia emocional y psicológica. Como Matrix en su momento pero todavía más elaborada. Se nutre de un elenco de actores sin igual y una estética realmente inconformista. Decir que inception no es un antes y un después sería mentir.

Gainsbourg (Vida de un héroe)

Esta película que pasó sin pena ni gloria por las taquillas de nuestros cines supone el biopic que todos los amantes de Serge espérabamos. Desgarradoramente cómica y provocadora, tal como él mismo era; presenta unas anécdotas que si bien ciertas o no, algunas son falsas; hacen las delicias del público.

An Education

La pareja que daba vida a la película en si misma demostraban tener una fuerza tan grande que la cinta se construye como un tiovivo de colores. Sin una acción frenética pero con una estética y una fotografía tan peculiar, la obra se compone de actores, realizadores y guionistas sin parangón. Desde luego un suspiro para el cine que no nos es indiferente.

El escritor

Gran trabajo que Roman trajo desde su estancia en la cárcel. Al más puro estilo hitchcockniano, nos ofrecía una historia de misterio sin igual y de hilos que se mueven en las sombras. Escalofriante como pocas y con un Ewan que es majestuoso.

Shutter Island

No podía ser de otra manera y en mi lista de top 5 o 6 películas del año, dos son de Leonardo DiCaprio. ¿Por qué Shutter Island? Porque es escalofriante, porque es terrorífica. Y porque su psicología te deja seco desde el minuto uno. El halo de misterio que envuelve la cinta es demasiado sugerente como para no encabezar la lista de las mejores.

Finalmente han sido 6, pero era imposible reducir en una!

Crítica: Caza a la espía

Caza a la espía es un thriller político con el que nos hace pensar que Doug Liman, el director; pretende hacer un homenaje a aquellas historias de espionaje de Pollack o Paluka. Desgraciadamente su visión dista mucho de ser “Los tres días del cóndor” o “Todos los hombres del presidente” debido a muchos problemas que Doug arrastra.

La idea en si es muy buena, si no fuera porque hubiera estado bien recibirla hace unos cuantos años y ahora da la sensación de llegar un poco tarde. La trama cuenta el escándalo que uno de los hombres de la administración del presidente Bush, Karl Rove, llevó a cabo al hacer pública la identidad de una de sus espías de la CIA para vengarse del marido de ésta por haber publicado un artículo desmintiendo las pruebas que Bush presentaba para justificar su llamada a la guerra.

El ritmo es lento y la película queda sosa porque tiene una proyección demasiado sosegada. No es una película de espías activos, sino más bien de funcionarios de mesa y viajes clandestinos. Por no hablar del trabajo de cámara donde las escenas o son una locura de movimientos que prácticamente marean, giros inesperados y una carrera para captar la cara de todos los personajes que participan; o se graban escenarios vacíos, personajes vacíos, torsos sin cabeza que no expresan nada.

Doug siempre realiza una puesta en escena correcta, y éste se trata de un trabajo más pulcro y profesional, más maduro que sus películas anteriores. Pero aún así, no es suficiente. Aunque se desmarca dando su opinión personal de calle en cada uno de los planos y diálogos de la misma, es una exposición unidimensional de los hechos. Se nota que cree en lo que está haciendo con el rodaje de Caza a la espía pero no consigue involucrar al espectador 100% en el contenido, en la historia real que destrozó la carrera de la funcionaria. La subtrama que narra la relación marital entre Valerie Plame y Joe Wilson se ve afectada por la falta de ganas en la interpretación de Naomi Watts y Sean Penn, que se me antojan algo flojos y apáticos. O por lo menos, tristes.

Por todas estas cosas cabe decir que es un visionado correcto y que es una faceta más seria del director pero que no llega a ser lo que esperábamos encontrar.

[65/100]

Crítica: El habitante Incierto

Dado que hace poco vi Los Ojos de Julia y no quedé muy contenta con su visionado, decidí hacerme con la primera película de este joven director, Guillem Morales.

El Habitante Incierto es una de esas películas de las cuales no debería saberse mucho para disfrutarlas de verdad. Os diré que la historia habla de un arquitecto algo maniático y en buena posición, Félix (Andoni Gracia); que tras la separación con su novia Vera (Mónica López) cree que en su casa vive otra persona a escondidas. Saliendo cuando él no está y escondiéndose de él cuando le busca por la casa. Partiendo de esta premisa, no creo que debáis saber nada más; se construye una historia increíble.

Dicha historia parte la película en dos partes claramente divididas. En la primera tratamos la angustia de un hombre por descubrir si de verdad hay un intruso viviendo en su casa. La desesperación que proyecta esta primera etapa en el espectador se debe al dominio del espacio que ofrece el director. Se husmean huecos, recovecos y se espían rincones con unos movimientos de cámara discretos pero perfectos en sí mismos.

En la segunda mitad se da una vuelta de 180 grados que descoloca totalmente a los que la ven. Estamos en otra casa y los papeles se han tornado un poco, pero bueno, no digo nada más. Esta otra etapa se carga de un suspense que atormenta hasta la locura. Tiene unas escenas magistrales que culminan con una sorpresa mayor aún.

El guión es excepcional y es del mismo director de la película. Me sorprende que dejara a cargo de otra persona el guión de la segunda, porque podría haber conseguido algo tan genial como en esta primera sesión. Aún así no es una obra maestra pero es desde luego una pieza inigualable.

En cuanto al reparto de la misma, Andoni Gracia es un poco raro. Su personaje tampoco es el deleite de la simpatía, no creo que caiga muy bien. Además, la construcción de este personaje es dispar; es difícil imaginar que sus decisiones son acertadas o que le mueve a comportarse de una manera u otra. Se puede pensar que es un excéntrico y algo exagerado pero es mucho decir. Mónica López, sin embargo; está soberbia. En un papel doble (vaya, esto en Los Ojos de Julia también pasa) a cual más diferente y clavado en ambos. Maravillosa Mónica.

Me extraña tanto que esta película durara una semana en los cines, es un gran thriller con diferencia. Nunca nos hartamos de ver mierdas en el cine y luego desaprovechamos buen cine español. Ay, ¡qué vamos a hacer!

[80/100]


Los ojos de Julia

Como primer detalle no puedo más que comentar la similitud de esta película con su predecesora, El Orfanato; donde nos queda claro que ambas cintas comparten algo más que productor. Por otro lado, y hablando de Guillermo del Toro; este tipo tiene un don, una visión para echarle el ojo a jóvenes promesas. Como ya ha demostrado en dos ocasiones anteriores, en este caso descubre a Guillem Morales, un joven catalán de Barcelona que brilló por “El habitante incierto”.  En este caso, nos presentan de la mano Los ojos de Julia, un thriller muy en la línea de lo ya conocido pero con unos tintes originales. Afortunadamente, un acierto es utilizar otra vez a Óscar Faura en la fotografía, que es perfecto para crear vida en la sombra y hacer que la oscuridad nos aceche desde todas partes. También se repite músico y se consigue una gran labor en este campo también

La historia se centra en Julia, Belén Rueda (otra repe); que presiente la muerte de su hermana y se introduce de lleno en una historia de intriga para descubrir al asesino de Sara mientras una enfermedad degenerativa le gana la batalla. Personalmente creo que Belén Rueda ha perdido bastante su toque, si es que lo tuvo. Su interpretación es exagerada y en ocasiones demasiado melodramática. Pero parece ser un factor que tienen todos los actores en común. Incluso Julia Gutiérrez Caba es un trazo estereotipado de la loca de los gatos.

Existe una línea fundamental verdadera, totalmente única y original; por parte del director de dotar algunas escenas de ideas genuinas. Por ejemplo el hecho de que no podamos ver la cara de las personas que Julia no ha podido ver porque ya está ciega. Eso es un detalle de una belleza espectacular, por su tono perturbador y por el juego de sombras que envuelve estas escenas.

Otra de estas ideas es su imaginación visual para convertir en personajes algunos objetos, tal y como hiciera Alfred Hitchcock en su momento. Para nosotros, es un llavero misterioso.

A pesar de estas grandes aportaciones, la cinta es quizá demasiado larga y debe ser este uno de sus mayores inconvenientes. Si Guillem hubiera podido condensar la trama en algunos minutos menos y se hubiera saltado la divagación sobre astronomía final, le hubiera quedado una película mucho más redonda.

Parecidos o no con El Orfanato, lo cierto es que es un film intrigante ya que el sentido de la vista es especial. Es posible ingeniar grandes juegos que atraigan al público; como jugar con la ansiedad de lo que no se ve pero se presiente. El juego con el fundido al negro. Grandes clásicos han tratado esta deficiencia para provocar al espectador.

Me gusta el uso de la no-visión en esta cinta pero me falla el cambio de ritmo que se produce en la tercera parte de la misma. El tono, el compás y prácticamente la atmósfera que envuelve la película dan un giro de 180 grados. Demasiado súbito.

[70/100]

When you are strange: a film about The Doors

Aunque este documental sobre el grupo se presentó en enero del 2009 en Sundance, ha llegado a Barcelona ahora de la mano del festival In-Edit. Sobre la obligatoriedad de este documental, no cabe duda de que todo fan de The Doors debería verlo. O quizá incluso todo fan de la música.

De la mano de Tom DiCillo en la producción y narrado por Johnny Depp en esta segunda versión (la primera era narrada por el mismo Tom y recibió duras críticas por lo que se decidió retocar y dar un cambio total al audio), la película está cargada de documentación audiovisual histórica y mayoritariamente inédita sobre la trayectoria (desgraciadamente breve) del grupo.

Tenemos una cinta con un recorrido lineal, de un ritmo preciso y correcto. Se narra la vida de los cuatro integrantes del grupo hasta el momento de encontrarse y crear la banda. A partir de ese momento, el documental habla de la relación de los integrantes entre ellos y para con el público.

Un punto a favor de este documental es que Ray Manzareck ha declarado que esta es la versión real de la historia del grupo y no la película de Oliver Stone de 1991. Sorprende el hecho de que a grandes rasgos se presentan los mismos hechos en ambas cintas, pero claro; el documental tiene una mayor verosimilitud, ni que sea por la presentación de documentos reales, de audio, video y de colaboración de otros artistas, como Janis Joplin; que explican anécdotas que dotan de vida y humanidad la cinta.

Es un gran trabajo visual, de un carácter mucho más profesional que la película. Todo el material proporcionado es de una calidad suprema y está unido con una gran habilidad. Tiene un ritmo, un compás; perfectos. A veces más calmado y en otros momentos, desenfrenados. Lo cierto es que Jim Morrison era, y es; un personaje que no dejaba indiferente y Tom ha conseguido plasmar esa sensación en el documental. Es una película que no pasa desapercibida.

Es un retrato maravilloso de la vida de unos músicos, que ante todo marcaron en punto y a parte en la historia de la música. Son y siempre serán un punto de referencia para todos los que lleguen, esperemos que la película simbolice lo mismo para la historia del cine documental.

[97/100]

Crítica: Al final de la escalera

De sobras conocida, Al final de la escalera es una obra maestra del cine de terror. Dirigida en 1979 por el húngaro Peter Medak, el toque anti-americano de buen gusto se nota en cada plano gracias a su aportación.

El argumento es sencillo e intrincado a la vez. John Russell (George C. Scott), de vacaciones con su familia; es testigo de un accidente automovilístico que sesga la vida de su mujer e hija. Ante el drama que ello conlleva, se muda a Oregon a dar clases de música de nuevo y componer tranquilamente en su nuevo caserón, que una amiga le ha conseguido. Una vez allí, extraños ruidos, puertas que se abren y se cierran dan pie a unas pesadillas que ya no pueden explicarse con respuestas lógicas. John se meterá de lleno en una espiral de espíritus y una búsqueda de la verdad sobre la casa encantada en la que ha ido a parar. El asunto es una historia de intrigas complejas que tiene un final mucho más perturbador de lo que esperarían.

Esta cinta no se caracteriza por mucha sangre, ni gore, no hay grandes efectos especiales, ni CGI, tampoco hay adolescentes que corren dando gritos. Más bien tenemos una serie de elementos morbosos, como una silla de ruedas infantil que da bastante grimilla o unos hallazgos macabros. Su toque clásico es un ejemplo de cómo rodar una película de terror, con una fotografía exquisita, una música sugerente y un ambiente tenso que se prolonga las casi dos horas que dura el metraje. La historia avanza lentamente y el ritmo se carga a base de golpes secos. Se agradece la falta de monstruos poco creíbles que pueblan las películas actuales.

La labor de los actores es extraordinaria, empezando por George C. Scott; que se sumerge de lleno en un ritmo pausado pero en una crisis trepidante de tensión y de intriga espeluznante.

El nivel de la película es alto gracias a los sustos imprevistos que te levantan de la silla y los silencios prolongados de la propia casa. Y son mucho mejor que cualquiera modernez de las películas que asaltan nuestros cines ahora.

Por algo es una película que ha conseguido homenajes, remakes y adaptaciones de muchas cintas seguidoras, a la mente me viene la famosa El último escalón, con un Kevin Bacon abierto a la parapsicología.

[90/100]